viernes, 11 de enero de 2019

FORMACIÓN DE GRUPOS Y DISLALIAS: ORIENTACIONES PARA LAS FAMILIAS.


Estimados padres,
Comenzamos este nuevo trimestre con las pilas bien recargadas. Durante esta semana, nos hemos focalizado en la formación de nuevos grupos y la semana que viene daremos la bienvenida a los alumnos que se incorporan a nuestras sesiones. 
Al mismo tiempo, comenzaremos de nuevo con los Talleres de Estimulación del Lenguaje Oral (T.E.L.O) en los que nos centraremos en la discriminación auditiva y visual. ¡Todos tenemos muchas ganas!
Resultado de imagen de PICTOGRAMA AULA DE LOGOPEDIA

Por otro lado, deseo aprovechar la ocasión para aportaros una serie de recomendaciones básicas que puedan ayudar a propiciar situaciones adecuadas para la estimulación de lenguaje oral y el tratamiento de las dislalias (dificultades en las pronunciaciones de determinados fonemas). Dichas pautas están basadas en mi experiencia profesional ligada a las aportaciones de importantes grupos de trabajo como: Orientación Andújar y Logopedia Escolar de Asturias.
1.     Busque tiempo para mantener conversaciones diarias con su hijo/a: a la hora de la merienda, la cena o cualquier otro momento que disponga para hablar sólo con él/ella. Provoque situaciones de dialogo, suscite preguntas... y siempre que pueda relacione estas situaciones dentro de un entorno de juego y descubrimiento. No utilice en demasía las preguntas con respuestas cerradas de si o no.
2.  Es muy importante que el/la niño/a tenga necesidad de hablar, es decir, que compruebe que no se conforman con sus gestos y que necesitan escucharlo. Por esta razón, no debemos adelantarnos a darle las respuesta y buscar que pida verbalmente lo que reclama. Es mejor no hacer caso cuando lo señale con el dedo ni adelantarse o concluir las palabras o frases que le cueste decirnos, interesa que hable aunque todavía no lo haga de forma correcta.
3.  No le hable con “lenguaje infantilizado”, ni utilice vocabulario complicado o sostenga conversaciones superiores a su edad, denomine cada realidad con su concepto correspondiente, buscando la adecuación a la conversación. Todo ello sin exigirle un esfuerzo que no sea capaz de realizar. Buscamos que el/la niño/a no tenga sentimientos de impotencia o podremos conseguir que se niegue a hablar.
4.  Dotarle de toda la autonomía posible, huyendo de conductas excesivamente proteccionistas. Por ejemplo: darle de comer o tomar el biberón cuando es capaz de hacerlo por sí mismo. Puede que, de forma inconsciente, haga la siguiente lectura de la situación: “Si me dan todavía el biberón es porque soy pequeño; entonces debo seguir hablando como un niño pequeño…” Eliminar el uso de chupete y de los biberones, si es el caso. Favorecen las degluciones atípicas, los modelos erróneos de respiración y las imprecisiones articulatorias.
5.    Si su hijo/a persiste en pronunciar una palabra de forma incorrecta no le atosigue, pero recuérdele –repitiéndola bien usted- como es la pronunciación correcta, es necesario que entienda que su pronunciación no es la adecuada pero sin cortar sus intentos. Se trata de una corrección indirecta, por ejemplo: Si dice: “Me dele la tateta”, podemos responder: Ah, te duele la cabeza, ¿En qué sitio de la cabeza te duele?.
6.    Acepte con alegría y manifieste su emoción hacia  todos los intentos de mejora de articulación que haga su hijo/a, así potenciará sus intervenciones. Es fundamental transmitirle tranquilidad y confianza.
7.   Recuerde que superar sus dificultades va a llevar un proceso, no desespere ni se muestre desanimado con él/ella. También evite las comparaciones con otras personas de su edad. Recuerde que cada persona es única y que su evolución y tiempo de maduración podrá ser similar pero nunca idéntico.
A través de la coordinación de toda la comunidad educativa conseguiremos grandes logros en la evolución del niño/a.
Os deseo un buen fin de semana.
Un saludo,
María Luisa Zarza Ortiz
Maestra AL y PT.

lunes, 12 de noviembre de 2018

NUESTROS TALLERES EN LOGOPEDIA


Estimadas familias:

En la actualización anterior destacamos la importancia de diagnosticar los errores cometidos en el proceso fonador desde el comienzo del mismo mediante un soplo adecuado y una respiración correcta. Asimismo, para facilitar una correcta articulación, es preciso ejercitar y agilizar previamente los órganos que intervienen en la misma.

Por un lado, en los talleres de estimulación del lenguaje oral (T.E.L.O) de octubre, hemos continuado trabajando el soplo en sus múltiples variedades.  Durante este mes, hemos realizado actividades diversas tales como: circuitos de carreras, burbujas, fútbol… etc. Todas ellas con el soplo como motor principal. Durante el mes de noviembre, nuestro trabajo en los T.E.L.O se encuentra destinado a la ejercitación de los órganos fonológicos a través de las praxias (movimientos bucofaciales organizados, de mayor o menor dificultad, que se hacen para alcanzar un objetivo).

Por otro lado, en los grupos específicos  de logopedia, los alumnos de primaria ya están de lleno con los talleres de articulación y ejercitación fonológica mediante praxias. Nos encontramos en pleno proceso de realización de fonemas concretos con actividades como: ocas, juegos de palabras, onomatopeyas, descripciones,  trabalenguas y adivinanzas. Asimismo, para estimular el proceso lector, estamos realizado talleres de lectura que nos sirven para matizar dichos errores.
En el área de estimulación del lenguaje, los grupos específicos de alumnos con menor edad, han comenzado a trabajar las onomatopeyas al mismo tiempo que siguen ampliando su vocabulario. Por supuesto, no nos olvidamos de reforzar el soplo y todo lo aprendido hasta ahora.


Espero que disfrutéis del reportaje.

Un saludo:


María Luisa Zarza Ortiz
Maestra PT y AL












miércoles, 31 de octubre de 2018

CÓMO AYUDAR A NIÑOS Y ADOLESCENTES A AFRONTAR LA MUERTE

Se acercan unas fechas muy especiales en el calendario de todos los españoles, el 1 de noviembre celebramos el día de todos los Santos y el 2 el de los difuntos. 


En la mayoría de las ciudades y pueblos de España, existe la tradición de ir a visitar los cementerios y llevar flores a nuestros seres queridos fallecidos. 
Esta tradición la tenemos muy arraigada, sin embargo nos cuesta hablar de la muerte con naturalidad, la mayoría lo consideramos un tema tabú.

La muerte es parte  de la vida y los niños también son conscientes de ello. El problema llega cuando hay que explicarles el fallecimiento real de un ser querido. Un tema delicado y muchas veces evitado en las familias.
Algo muy importante al tratar este tema es que siempre hay que decir la verdad, no debemos adornar la realidad, solo adaptarla al momento y edad del niño.

Dependiendo de la edad, los niños conciben la muerte de una u otra forma:
  • Con menos de tres años no son conscientes, se asocia con un abandono.
  • Entre los tres y los cinco años lo ven como algo reversible y lo asocian a las personas mayores, muy enfermas, a situaciones violentas como la guerra… aún no son capaces de asimilar que es algo que nos ocurrirá a todos, que es inevitable e irreversible.
  • De los 6 años en adelante los niños comprenderán su carácter definitivo e irrevocable. Hasta los 10 años, no creen que les pueda pasar.
  • En los adolescentes suele haber una negación de la muerte. Cuando un adolescente tiene que hacer frente a la pérdida de un ser querido, se siente muy vulnerable, debe convivir con los cambios propios  por la edad junto con  los sentimientos de ira, frustración y dolor que provoca la situación vivida. A esto hay que añadirle en muchos casos, el sentimiento de culpa que tienen cuando es un padre o madre el que fallece.

 ¿Cómo debemos actuar?
  • Decírselo lo más pronto posible. Es importante no utilizar eufemismos del estilo "se ha ido de viaje", "lo han llevado al hospital", etc. Debemos dejar claro que la persona fallecida ya no volverá.
  • Ofrecer información clara, simple y adaptada a su edad.
  • Permitir que pasen por sus propias fases de duelo: choque y negación, síntomas físicos, rabia, culpa, celos, ansiedad y miedo, tristeza y soledad.
  • Ayudarle a expresar sus sentimientos por medio del juego, el dibujo, la música….
  • Permitirles el llanto y el enfado. No esconder nuestro propio dolor. Pedirles que nos hablen abiertamente de sus sentimientos y expresarles los nuestros.
  • Dejar que se queden con algún recuerdo de la persona difunta.
  • Permitirles que asistan al funeral, si es realmente lo que quieren hacer, esto sobre todo con adolescentes, no debemos negarle la posibilidad de despedirse del ser querido.
  •  Ir al cementerio con los niños a llevar flores o a visitar la tumba.
  • Recordar con los niños los momentos bonitos vividos con la persona fallecida, al principio se vivirán con dolor pero con el tiempo serán capaces de recordarlos con alegría.
  • Seguir con la rutina diaria tanto como sea posible, ya que esto les da seguridad.
Acudir a profesionales si, después de unos cuantos meses, los niños muestran alguno de los siguientes comportamientos:
  • Tristeza permanente con depresión prolongada.
  • Excitación fuera de lo habitual, con nosotros o con sus amigos.
  • Desinterés por su propia apariencia.
  •  Cansancio e incapacidad para dormir.
  • Deseo cada vez mayor de estar solo/a
  • Indiferencia respecto a la escuela y aficiones anteriores.
  • En adolescentes, debemos preocuparnos, si además de las  anteriores, observamos en ellos conductas de riesgo, como consumo de  alcohol y otras drogas, peleas, absentismo escolar...








Debemos tener muy claro que los niños y adolescentes, al igual que los adultos, necesitan llorar y vivir el duelo por la persona querida. 

sábado, 6 de octubre de 2018

TALLERES DE SOPLO Y RESPIRACIÓN



Estimadas familias,

Esta semana hemos comenzado de lleno con nuestros Talleres de Estimulación del Lenguaje Oral y con las sesiones específicas en el aula de Logopedia. Es por ello que deseamos transmitiros nuestros avances.

En primer lugar, hemos de recordar la importancia que tiene el soplo y más concretamente, la respiración en el proceso fonador. El aparato fono-respiratorio constituye un todo y como cualquier todo necesita de un funcionamiento correcto en cada una de sus partes. Un fallo en cualquier modalidad, puede acarrear que las emisiones orales no lleguen a producirse o se originen con dificultad. Por dicha razón, esta semana hemos trabajado para interceptar esos posibles errores en el comienzo del proceso fonador, para poco a poco adentrarnos en el resto de posibilidades, tales como el escaso desarrollo de los músculos implicados o la incorrecta posición de los órganos que intervienen en el proceso.

Siempre llevando al alumnado por el camino del aprendizaje significativo y cooperativo, nuestros niños van automatizando el soplo en los primeros niveles y la respiración diafragmática en los grupos con necesidades específicas.

Esperamos que disfrutéis con el reportaje ya que muchos de vosotros habéis practicado en casa algunas de las actividades propuestas. Solo me queda, agradecer la motivación de vuestros hijos y vuestra implicación.

Un saludo,
María Luisa Zarza Ortiz
Maestra PT y AL







jueves, 27 de septiembre de 2018

CÓMO PREVENIR LOS PIOJOS

Cuando sospecheis  que vuestro hijo o tengáis  la certeza de que en el colegio hay piojos, debéis seguir una serie de pasos:

- Revisad con el cabello húmedo y con la ayuda de una lendrera la cabeza del niño, sobretodo debéis buscar en la nuca, flequillo y detrás de las orejas. Hacedlo en un lugar con buena luz y ponedle una toalla blanca sobre los hombros.


SI NO HAY PIOJOS, no debéis realizar ningún tratamiento, solo OBSERVACIÓN y seguir pasando la lendrera.


SI HAY PIOJOS:

- Es necesario hacer un tratamiento con un pediculicida. Hay muchas marcas, en la farmacia os aconsejaran sobre el más adecuado. Para una buena eliminación de los piojos es muy importante seguir las instrucciones correctamente, la mayoría de los productos requieren de una segunda aplicación a los 7 días.

- Avisad al colegio para poder detectar posibles contagios con rapidez.

- Es importante limpiar con agua caliente y jabón los objetos que hayan estado en contacto con los piojos , como peines, almohadas, gorros…




Tener piojos  no es siempre sinónimo de tener una mala higiene, y es fundamental que se aclare este punto a los niños para que no se sientan inseguros ni les afecte en sus relaciones sociales.


lunes, 10 de septiembre de 2018

INICIO DE CURSO

¡BIENVENIDOS!
Esperamos que el verano haya sido un periodo de descanso y recarga de energía. 
Y empecemos el nuevo curso con ilusión y muchas ganas de aprender.